La artesanía y su valor en la cultura de un pueblo

por Abr 7, 2021Arte y artesanía0 Comentarios

La artesanía juega un papel fundamental en nuestras culturas. Siempre lo ha hecho. Las comunidades primitivas ya plasmaban, en piedras y paredes de cuevas, diversas escenas y animales usando color de origen animal o vegetal. También creaban sus propios utensilios. Así, cada comunidad tenía un estilo o forma de hacerlo que los identificaba y diferenciaba del resto. La artesanía ha existido desde siempre. Ha sido un medio de expresión pero también de identificación a través del cual el resto de personas podían conocer la realidad e historia de esas comunidades. Comunidades que, al fin y al cabo, eran artesanales.

Hoy, la artesanía continúa jugando un papel fundamental en la identificación de esas culturas, historias y realidades. En especial las de los pueblos, que es donde aún perduran algunas. El problema quizás estribe en que la artesanía no reciba la importancia y valor que merece. Por esto, en este post, repasaremos los beneficios y cualidades que tiene el dar a la misma el lugar que le corresponde.

Piezas de taracea típicas de Granada
Piezas de taracea típicas de Granada

Potenciar la artesanía trae consigo consecuencias muy positivas

1. El sentimiento de pertenencia se exalta

¿Por qué necesitamos la artesanía? Porque es un hecho, la necesitamos.

Bien, en primer lugar, ésta concede al turismo una experiencia vital de gran intensidad. Una actividad cargada de emociones y sensaciones. El hecho de realizar una artesanía y de participar en ella, ya sea en su divulgación o en el simple intercambio de opiniones y percepciones con un artesano de un pueblo, ya supone un contacto con el saber hacer. Nos implicamos. Y esto, hace que de una forma u otra aprendamos, empaticemos y nos sintamos parte de ella. Parte de algo. Nuestro sentimiento de pertenencia a un grupo o comunidad se enciende como una bombilla.

Como sabemos, este sentimiento es fundamental para nuestro desarrollo evolutivo. Sin embargo, en las sociedad actuales, industrializadas y urbanitas, el mismo suele estar ausente. Aunque no siempre, este sentimiento de pertenencia se encontraría en decadencia sobre todo en grandes ciudades. En lugares donde predomina la globalización y el turismo masivo. Un turismo carente de interacción social de calidad, cuidado y respeto tanto por los saberes populares como por los entornos naturales. Por ello, la artesanía es tan necesaria en cuanto a identificarse con algo. Un algo, que te hace sentir vivo.

Yesería nazarí, tradicional de Granada
Yesería nazarí, tradicional de Granada

2. Un crecimiento económico del lugar

En segundo lugar, la apuesta por la artesanía también conlleva un consecuente crecimiento económico del lugar. Genera ingresos y puestos de trabajo relacionados con el turismo y/o el comercio. Además, apoyar este tipo de actividades también supone incentivar la producción local. La fabricación de artesanías impulsa la utilización de materiales propios de la zona, cuyos costes de transporte son mucho menores que los derivados de crear un objeto con elementos que provienen de exóticos países. Por ende, también favorece la compra de un producto final que es enteramente local y sostenible.

Así, al apostar por la artesanía, no solo estaríamos apostando por la misma, sino también por una serie de labores ancestrales como son la agricultura o el comercio, que suponen un desarrollo económico del propio territorio en sí. De esta forma, se enlazan una serie de saberes populares que, aunque no necesariamente artesanales, sí que están vinculados los unos con los otros de manera interdependiente.

Huerta ecológica en las afueras de Madrid
Huerta ecológica en las afueras de Madrid

3. Un cuidado y respeto medioambiental

En tercer lugar, y en relación a lo expuesto anteriormente, la artesanía es igual a protección y respeto medioambiental. Normalmente, dentro del sector artesanal existe un compromiso muy intrínseco en el cuidado del entorno. Los representantes de saberes artesanales viven y trabajan en el mismo y, por lo general, llevan una vida lenta que les hace estar mucho más presentes y ser mucho más conscientes de cuál es su propósito y filosofía de vida. Y de qué es lo verdaderamente importante como ciudadanos del mundo. Viven en un mundo en el que son mucho más sensibles a prestar atención a los ecosistemas sociales y naturales que necesitamos cuidar como especie y como planeta en el que habitamos. A centrar su energía en eso que verdaderamente importa. Aunque se nos olvide en ese otro mundo de prisas, estrés y globalización que predomina en las urbes.

Y no solo eso. El gremio artesanal fabrica productos de larga duración, lo que implica ir en dirección opuesta al consumismo desenfrenado por parte de los ciudadanos y a la excesiva producción, consumo y posterior contaminación derivada de los objetos de un solo uso o de “usar y tirar” por parte de las empresas. La artesanía, así, cumpliría la figura de una fiel promotora del cuidado medioambiental.

Mujeres practicando una vida lenta y respetuosa
Mujeres practicando una vida lenta y respetuosa

4. Una riqueza cultural diversa

Por último, otro de los efectos positivos que genera la artesanía es el de vivir en un mundo rico y variado donde convivan y coexistan diversas culturas. Un turismo que promueva este tipo de experiencias no solo estará abogando por actividades llenas de sensaciones, un desarrollo económico en la propia zona o una protección medioambiental sino que también abogará por la conservación de una herencia que se ha atesorado durante siglos. Una herencia que cada pueblo o sociedad conserva como única y que la diferencia del resto de las demás. Esa que, de no proteger, se acabará extinguiendo tras siglos y siglos de evolución y conservación.

Hoy, con el turismo masivo nos enfrentamos a un nuevo paradigma en el que, tras primar los intereses económicos por encima de cualquier otro -a nombrar los sociales, medioambientales y culturales, por ejemplo-, estamos ante la posibilidad de perder nuestros legados ancestrales. De vivir en un mundo homogéneo, destructivo e inerte. En este contexto, el cambio hacia un turismo responsable y sostenible es posible y necesario. La apuesta por la artesanía puede ser un motor de cambio. Simplemente, sería necesario volver a situarla en el lugar que le corresponde. Uno en el que se la proteja, cuide y valore como lo que es. Un elemento identitario de la cultura de un pueblo.

Cerámica tradicional de La Huerva Muel en Zaragoza
Cerámica tradicional de La Huerva Muel en Zaragoza

La necesidad de actuar en favor de la protección de la artesanía

Los beneficios anteriores no solo son hechos reales del impacto positivo que genera apostar por la artesanía, sino que también son un llamado al cambio. Actualmente, la artesanía se encuentra atravesando graves dificultades derivadas de su invisibilización e infravalorización. El sector artesano actual es, a grandes rasgos, un gremio envejecido que carece de apoyos, promoción, divulgación académica y relevo generacional. Así, nos encontramos ante un panorama devastador que, de no hacer frente, acabará con lo que nos identifica y diferencia a infinidad de culturas. El primer paso, es ser conscientes de que hay un problema. El siguiente, es tomar acción para erradicarlo. En Puebleando, nos preocupamos por la artesanía y el turismo responsable en el que ésta se enmarca.

Qué podemos hacer para ponerla en valor

Para ayudar a que se produzca una transformación de esa situación catastrófica a una provechosa, podremos realizar las siguientes acciones:

  • Educar en la importancia de impulsar la artesanía como identidad cultural
  • Visibilizarla más. Tanto en redes sociales o en medios, como en promociones de un destino o elementos decorativos de un establecimiento hotelero o de restauración
  • Recompensar a aquellas iniciativas que la revalorizan e impulsan

En Puebleando lo tenemos muy claro. La artesanía nos necesita así como nosotros la necesitamos a ella. A los hechos expuestos nos remitimos. Por eso, desde esta plataforma, creamos conciencia sobre la necesidad de visibilizarla y revalorizarla. 

Un taller artesano andaluz que visibilizamos desde Puebleando
Un taller artesano andaluz que visibilizamos desde Puebleando

Lo hacemos, al tener la artesanía muy presente en la recomendación de destinos que realizamos. En estas recomendaciones, transmitimos la realidad de los artesanos: su labor, las dificultades que enfrentan, la historia detrás de cada pieza artesanal… Humanizamos cada artesanía. Hacemos llegar la historia que hay detrás de cada uno de esos talleres, piezas y artesanos de la forma más transparente y real posible. 

¿Y tú qué nos dices? ¿Puebleamos?

Últimas entradas de Cristina Contreras (ver todo)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Entradas relacionadas

Últimas entradas

10 motivos por los que visitar un pueblo

10 motivos por los que visitar un pueblo

¿Te gusta la naturaleza? ¿Los sitios tranquilos alejados del turismo de masas? ¿Las cosas auténticas? ¿El aire puro? Entonces deberías plantearte como destino para tus escapadas o vacaciones alguno de los preciosos pueblos de la España Vaciada. Porque visitar un...

Los que no se fueron del pueblo

Los que no se fueron del pueblo

Todos hemos escuchado, aunque sea lejanamente, como esas historias que nos relataban nuestros abuelos al calor de la lumbre en el pueblo o en esas calurosas noches de verano bajo la luz de las estrellas, el término éxodo rural. Ese que se produjo en nuestro país a...

Pin It on Pinterest